This post is also available in: Svenska (Sueco)

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) organiza cada fin de semana una escuela político juvenil itinerante en el país, con apoyo financiero de Solidaridad Suecia-América Latina (SAL). Este fin de semana la escuela se asentó en la costa y reunió a indígenas Puna, Manta y Huancavilca.

-¿Quién habría pensado que Obama llegaría a ser presidente? ¿O Rafael Correa? Ellos son de carne y hueso, igual que ustedes. Ustedes también se pueden convertir en presidentes, dice José Renzo, usando una boina negra y gafas de sol polarizadas, mientras mira fijamente a los jóvenes indígenas de la costa ecuatoriana.

Alrededor de 25 personas, la mayoría jóvenes, se han reunido este fin de semana en un edificio municipal de concreto cuyo techo de metal sirve como protección contra el fuerte sol de la costa del Pacífico. Después de los discursos de apertura y de bienvenida se llevan a cabo dinámicas de grupo y juegos para que los participantes se conozcan. Esto ayuda a romper el hielo y causa diversión y grandes
sonrisas.

Tanto los momentos divertidos como la posibilidad de hacer nuevos amigos fueron los motivos originales por los que Rumi Yumbay, hoy líder nacional de las juventudes indígenas de Ecuador, se interesó en la escuela política.

-Al principio yo vine solamente para encontrarme con amigos y divertirme. Pero luego me interesó más la política, dice Rumi Yumbay.
Después de los juegos se hace un análisis de la situación mundial. El capitalismo es denunciado y cuestionado como modelo económico. Se pide a los participantes que reflexionen críticamente sobre su propia educación y la visión del mundo implícita en la política educativa.

La escuela política se creó cuando la CONAIE se dio cuenta de que muchos líderes indígenas carecían de ideología política. Esto provocaba que fueran fácilmente cooptados por el presidente Rafael Correa.

Es decir, bastaba con ofrecerles un puesto en el gobierno o en una agencia gubernamental para que se convirtieran en instrumentos del gobierno. Como consecuencia los líderes indígenas perdieron la lealtad hacia sus bases, explica Rumi Yumbay.

Otra participante de la escuela es Diana Mantua, líder de la localidad Las Tunas, en la provincia de Manabí. Ésta es la primera vez que ella participa. Diana considera que la escuela política es importante para la formación de líderes y para la defensa de las comunidades indígenas.

-He obtenido nuevas ideas y he aprendido a defender nuestros territorios, dice Diana Mantua. Para la cena todos ayudan a preparar un platillo con almejas. La velada está llena de discusiones políticas informales, así como gente tocando la guitarra y cantando. Al día siguiente se evalúa el fin de semana y se pone fecha para la próxima reunión.

Texto e imagen: Lari Honkanen

Traducción: Mónica Hernández Rejón

Fler artiklar du kanske gillar

Baserad på kategorin Reportajes de América Latina

Nadie escapa de los venenos de la soya

La mayoría de la población de Paraguay vive de la pequeña agricultura. Sin embargo, el 90 por ciento de las tierras agrícolas del país se cultivan para la exportación. Los cultivos requieren abundantes cantidades de pesticidas químicos y dañan las granjas orgánicas aledañas, a los animales y a las personas.

– Es una forma de deshacerse de nosotros, los pequeños agricultores, dice Belén Romero de la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri.

Jóvenes pequeños agricultores en intercambio: “Me siento más valiente y más fuerte ahora”

Una de las actividades que Solidaridad Suecia-América Latina (SAL) apoyó durante 2016 fue un campamento continental de jóvenes en Caracas-Venezuela. Más de 200 jóvenes con espíritu de lucha procedentes de 16 países latinoamericanos se reunieron durante tres días para discutir, intercambiar experiencias e impulsarse mutuamente.

“Pude ver con mis propios ojos lo importante que era la organización para los pequeños agricultores de la región”

Karen Cañas tiene 22 años y ha participado políticamente con los pequeños agricultores de Colombia desde que tenía 10 años de edad. Las mujeres en las zonas rurales son las más afectadas por la guerra, afirma ella.

Encuentro continental para descolonizar la comunicación

This post is also available in: Svenska (Sueco)Organizaciones indígenas de todo el continente americano se han reunido para intercambiar ideas acerca de las estrategias de comunicación. Algunos de los participantes son Waqib’ Kej de Guatemala y Pueblo Kayambi de Ecuador, colaboradores de Solidaridad Suecia-América Latina (SAL).

Vicky Peña Gonzales, Peru. Foto: Sori Lundqvist

“Si muero, muero en la lucha y por aquello en lo que creo”

Vicky Peña Gonzales es parte de la organización peruana de pequeños agricultores Confederación Campesina del Perú (CCP). En 2018 se lanzará como candidata a alcaldesa y se convertirá en la primera mujer en su distrito en presentarse como candidata.

· Reportajes de América Latina