Los Sami, pueblo indígena en Suecia, están en vías de obtener el derecho exclusivo de caza menor silvestre y de pesca, algo que se espera que sea un paso adelante en el reconocimiento de los derechos de este pueblo indígena en el país. Pero la lucha por las instancias jurídicas es larga.

Los Sami de la comunidad Girjas en Suecia presentaron su solicitud ante un tribunal regional en 2009 para el derecho exclusivo de caza que, de acuerdo con ellos, se enmarca dentro de la ley sobre la cría de los renos. Hasta 1993 los Sami tenían una influencia decisiva sobre la caza y la pesca en sus territorios. Pero desde entonces se ha aplicado una nueva ley que permite la pesca y la caza libre.

“El hecho de que Girjas haya demandado al Estado significa que se cuestiona la política colonial que sostiene que los Sami no pueden manejar sus propios asuntos”, dice Jenny Wik-Karlsson, jurista de la federación nacional de los Sami suecos.

El caso Girjas ha obtenido un carácter político, relacionado con la influencia y el poder de los pueblos indígenas en sus propios territorios. Los Sami son el único pueblo indígena de Europa y, aunque tienen estatus de minoría en Suecia, el país todavía no ha firmado el convenio OIT 169 (ILO 169 por sus siglas en inglés). Al contrario, los Samis han sido discriminados, se ha desvalorizado su forma de vida y cultura durante mucho tiempo.

La razón por la cual los Samis aspiran al derecho exclusivo de determinación sobre cómo y cuándo se puede pescar y cazar es para poder dirigir los cazadores y pescadores hacia áreas que en el momento dado no están siendo utilizados como pasto para los animales. La cría de los renos desempeña un papel primordial en la cultura Sami y funciona como fuente de ingresos y también como tradición cultural. La cría de reno, la caza y la pesca son actividades que los Sami han practicado mucho antes de que vinieran otros humanos a habitar el área. Este hecho constituye el argumento clave para el derecho exclusivo a la caza y la pesca en esas tierras.

“Se trata del derecho de manejar sus propios asuntos y, sobre todo, se trata de la soberanía del pueblo Sami. Se trata de reconocer que los Sami tienen derechos y que ellos mismos pueden gestionarlos”, dice Jenny Wik-Karlsson.

En febrero del 2016 el tribunal estableció el derecho exclusivo a la caza menor silvestre y la pesca al pueblo Sami de Girjas. También se estableció que los Sami tienen derecho a permitir la caza en el territorio Sami sin el reconocimiento del Estado. Sin embargo, el Estado ha impugnado la sentencia, la cual no entra en vigor hasta terminar el proceso en su totalidad. En noviembre de 2017 se llevará el juicio a la próxima autoridad legal.

“Esto también muestra que el tema de los derechos Sami es una cuestión importante, con mucho poder implicado y que los políticos no pueden seguir ignorándola”, opina Jenny Wik-Karlsson.

Se espera que esto sea un paso adelante hacia firmar el convenio OIT 169 y reconocer los derechos de este pueblo indígena.

“Esto puede significar que existan grandes incentivos para firmar. En Suecia no hemos logrado cumplir con los convenios que ya se han ratificado”, dice Jenny Wik-Karlsson.

Texto: Susanna Dobrota

Foto: La federación nacional de los Samis suecos

Fler artiklar du kanske gillar

Baserad på kategorin Noticias

La campaña Vida sin veneno llama la atención sobre las consecuencias de los agrotóxicos

La producción alimentaria en América Latina usa agrotóxicos que perjudican el medio ambiente y la salud físico do los campesinos y trabajadores agrícolas. Suecia, como país importador de estos alimentos, tiene parte de la responsabilidad. Ya es tiempo para los suecos de tomar esa responsabilidad como consumidores, importadores y inversionistas, para poner un fin a eso.

· Noticias

Un intercambio vital para una lucha sin fronteras

En las planicies nevadas del norte de Suecia, lejos del mar de soja transgénica que antaño fuera la exuberante selva guaraní, se encuentran Fanny Rölander y Nathaly Mejia hablando sobre sus experiencias como pasantes de Solidaridad Suecia-América Latina (SAL) en el campo paraguayo.

· Noticias