El uso de agrotoxicos en la agricultura perjudica la salud de los seres humanos y el medio ambiente de America Latina. Para cambiar eso, hay que tomar responsabilidad – como ciudadanos, konsumidores, importadores y inversores.

Solidaridad Suecia – America Latina (SAL) defiende el derecho a la alimentación y la tierra, y trabaja para la producción local y de pequeña escala de alimentos sin tóxicos. Junto con los movimientos populares en América Latina, mostramos como el poder del sistema global de producción y consumo de alimentos, está distribuido de manera injusta. Hacemos eso por una parte a través de contribuciones financieras que hacen que las acciones de los movimientos populares sean posibles, y por la otra parte asegurándonos de que sus voces sean escuchadas en América Latina, en la Unión Europa y en Suecia.

 

Usted puede:

– Enviar una carta a su periódico local y pedir que la gente se junte para prohibir la sustancia glifosato en la Unión Europea
Unirse a Solidaridad Suecia – América Latina y participar en la construcción de un mundo más justo y sostenible!
– Hacer una donación que fortalezca el trabajo de los indígenas y campesinos para combatir el uso de agrotóxicos en América Latina.
– Hablar con la gente en su alrededor acerca de los alimentos que comemos y de dónde vienen.
– Escribir una carta al editor o la opinión pieza
– Ponerse en contacto con su tienda local de comestibles.

 

Nuestras demandas

Bajo las reglas de la Unión Europea aún se puede importar alimentos rociados con pesticidas ilegales dentro de la unión, siempre y cuando los residuos de los productos químicos en los alimentos no superan los limites establecidas por la UE. Por lo tanto, exigimos:

Que Suecia y los actores suecos asumen sus responsabilidades para detener la importación de alimentos rociados con plaguicidas que están prohibidos en Suecia y la Unión Europea.

La pesticida con la mayor venta del mundo, el glifosato, tiene graves efectos sobre la salud humana y el medio ambiente, pero sigue siendo legal en Suecia, la Unión Europea y América Latina. Por lo tanto, exigimos:

El principio de precaución debe aplicarse a la utilización de pesticidas y glifosato, y por ende, debería ser prohibido en Suecia, la Unión Europea y en el mundo.

Los fondos de pensiones públicos suecos invierten partes de nuestro dinero común en las empresas que producen pesticidas tóxicos. Por lo tanto, exigimos:

Que los fondos de pensiones nacionales de Suecia dejen de invertir en empresas que producen y venden las pesticidas ambientalmente peligrosas y perjudiciales: glifosato y paraquat.

 

Contexto

Sobre todo el continente latinoamericano producen los alimentos, que posteriormente se venden en países como Suecia, con pesticidas que perjudica seriamente a las personas y al medio ambiente. Campesinos, trabajadores agrícolas e indígenas que viven cerca de campos fumigados ven a sus familiares enfermarse y pierden los ingresos cuando sus cultivos son destruidos por las toxinas que se dispersan por el viento y el agua. Por extensión, se hace cada vez más difícil para ellos cultivar sin pesticidas químicos.

La población rural de América Latina carece de influencia sobre las decisiones que afectan a sus derechos. Grandes empresas agrícolas transnacionales trabajan activamente con grupos de presión y con frecuencia tienen una estrecha colaboración con los gobiernos nacionales. El modelo de agricultura a gran escala, que las empresas representan, desplaza a la gente para dar paso a los monocultivos que requieren productos químicos.

Para cambiar esta situación se requiere que los campesinos en el continente de América Latina tendrán la oportunidad de influir en las decisiones que les afectan. Los movimientos populares que trabajan para este fin, necesitan apoyo a largo plazo y ayuda para que sus voces sean escuchadas.

Suecos, junto con ciudadanos de otros países en el hemisferio norte, también tiene una responsabilidad como ciudadanos, consumidores, importadores e inversores para tomar una posición para un medio ambiente sostenible y el derecho de las personas a una vida libre de toxinas. Es por eso que Solidaridad Suecia – América Latina trabaja con la campaña vida sin veneno.

Fler artiklar du kanske gillar

Baserad på kategorin Otro