Las irregularidades en el proceso electoral en Honduras están llevado al país a una situación alarmante e insostenible.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) no ha cumplido con entregar resultados a tiempo y confiables de las elecciones presidenciales y parlamentarias que se llevaron a cabo el domingo 26 de noviembre 2017. La transparencia y credibilidad del proceso es muy limitada dada las circunstancias en que se han desarrollado las elecciones.

La demora en brindar resultados, las denuncias de fraude e irregularidades en el proceso electoral, la falta de credibilidad en el TSE junto con la autoproclamación de ganador de dos candidatos presidenciales han creado una situación de tensión escalante y peligrosa en la ciudadanía.

En estos días han habido saqueos en establecimientos y quema de edificios como alcaldías y casetas de peaje. La población que se ha manifestado en contra de las irregularidades en el proceso electoral ha recibido como respuesta una fuerte represión por parte de autoridades militares y policiales. Se reporta al menos 7 muerto y 10 heridos por confrontaciones entre la sociedad civil y fuerzas estatales. Más de 300 personas, en su mayoría jóvenes indígenas y campesinos, han sido detenidas por exigir un conteo transparente y responsable de los votos. Denunciamos los atropellos a los derechos humanos que el gobierno Hondureño y su aparato militar ha hecho contra una población que tiene derecho a manifestarse y demandar transparencia. De la misma forma pedimos a la oposición que las manifestaciones y protestas se hagan de forma pacífica.

Ante esta situación, Solidaridad Suecia-América Latina hace un llamado a la OEA y la UE, que han servido como observadores y facilitadores en estas elecciones, a exigirle al TSE que resuelva las irregularidades que han habido y que haga un conteo transparente del total de las actas, incluidas las que fueron enviadas a escrutinio especial. Como observadores, tienen la responsabilidad de garantizar que los resultados finales que se presenten sean producto de la voluntad popular y no se consume un fraude electoral.

Igualmente, hacemos un llamado al Gobierno de Suecia a no reconocer a Hernández como presidente si las irregularidades descritas en el párrafo anterior no son resueltas por parte del TSE.

Finalmente, hacemos un llamado a la comunidad internacional a mantener una posición de alerta ante este escenario incierto, denunciar las situaciones irregulares y fraudulentas que se presentan en estas elecciones y rechazar la violación de derechos del pueblo hondureño.

Itza Orozco Svensson

Presidenta

Solidaridad Suecia-América Latina

Fler artiklar du kanske gillar

Baserad på kategorin Opinión

“El racismo debe ser destruído”

“Nosotros, los antiracistas, necesitamos colaborar para exigir a todos los tomadores de decisiones que se alcen a favor de una sociedad igualitaria y justa”, escribe Sanna Lucas, presidenta de Solidaridad Suecia – América Latina.

· Opinión

Demanda de una Misión Internacional de la ONU para detener el etnocidio y la deforestación de la Amazonia

“Repudiamos y condenamos todo tipo de persecución a los pueblos amazónicos que optaron por aislarse y otros pueblos originarios de la región amazonica y demandamos la visita de una Misión Internacional de la ONU”, escriben Silvia Ana Gonzales y Carmen Blanco Valer del Grupo temático Buen Vivir de la organización Solidaridad Suecia – América Latina.

· Opinión

Declaración de personalidades suecas: ¿Dónde está Santiago Maldonado?

Declaración de personalidades y organizaciones suecas respecto a la desaparición de Santiago Maldonado en Argentina.

· Opinión

La doble moral sueca en cuanto a los derechos humanos

Suecia debe tomar más responsabilidad en cuanto a la represión que sufren los pueblos originarios, tanto en lo que atañe al cumplimiento de los derechos del pueblo sami como al accionar global de las corporaciones suecas.

· Opinión