Condenamos la fuerza excesiva del Estado, seguimos monitoreando los acontecimientos y exigimos justicia en Ecuador

Go to top